martes, 17 de julio de 2007

Telmah

Vaya tostón tener que aparecerme a mi hijo ahora en su castillo. ¿Qué hora es? Joder, a estas horas no se puede salir de casa que ya es tiempo de dormir y encima hace una noche malísima. Mira que niebla. La verdad es que nunca he sido vengativo y no me importa que me quitasen del medio tan cruelmente. Nunca me gustó mi vida, jamás pude elegir nada y ahora aquí en mi muerte se está bien. Tengo todo lo que un rey pueda desear y encima sin el acoso constante de la corte y sin las exigencias del pueblo. Lo único que se me pide es este trabajillo. Bueno, qué le vamos a hacer, todo sea por disipar las dudas que carcomen a mi hijo y por darle un futuro rey justo a Dinamarca. Espero que no acabe mal la cosa, pues a estos vivos les da a veces por ponerse muy viscerales y no atienden a razones, y más cuando hay poder de por medio.
—¡Shylock, vete haciendo la cena que en media hora estoy de vuelta!

martes, 10 de julio de 2007

paseo neutral

El otro día,
uno de esos tantos días
en los que parece que te mira tan solo a ti la lluvia,
caminaba recordando versos de Guillam ben Anroh.

...cuando la yeshivá cierra la puerta,
las almas cultas, sienten sus ojos volar
hacia otras puertas.
Allí verán bocas cerradas
y manos que son silencio.
Pero entenderán que el verdadero amante
agarra a aquel que más ansía
manteniendo la boca muda y las manos firmes.
y eso es porque las manos son silencio
que te hablan


Dejé de caminar, miré al suelo y entendí
que el silencio es el camino a la verdad
y que se grita en la tardes neutrales
de otoño.